En la actualidad los polines de acero son un producto que ha adquirido mucha popularidad debido a la variedad de usos que puede tener en el sector de la construcción. Es por eso que vale la pena conocer más de ellos, de sus tipos, características y usos.

También conocido como montén, es un elemento arquitectónico que es popularmente fabricado en forma de “C” o “Z” y es ampliamente utilizado en el sector industrial en la fabricación de techumbres y estructuras ligeras y como apoyo en la construcción de estructuras complejas.

Sin importar su forma, el polín estructural, está fabricado en lámina de acero al carbono y puede encontrarse tanto en calidad comercial, como en acero de alta resistencia, dependiendo de las necesidades de cada proyecto.

Dentro de nuestra gama de polines encontrarás:

Polín C: Utilizado en el segmento de la construcción, ofrece gran solidez estructural.

Polín Z: Su forma permite que su transportación sea más eficiente. Cuenta con la misma resistencia a la carga que el polín C.

Polín avícola: Diseñado especialmente para facilitar la limpieza de corrales y espacios donde se albergan aves o animales